¡Tienes gastos de envío gratis (correo ordinario) a Península y Baleares!

Lista de correo

SIGMUND FREUD Y EL PSICOANÁLISIS

por | 18 Jun, 2023 | Coaching Psicológico | 0 Comentarios

La teoría del psicoanálisis, elaborada inicialmente por Sigmund Freud, constituye otra de las influencias para el proceso del coaching, ya que constituye un método de investigación de los procesos mentales y una técnica de tratamiento de los desórdenes psíquicos a partir de un Corpus teórico rico y complejo.
Como método, el psicoanálisis se sirve de diferentes herramientas, tales como la asociación libre como el análisis de sueños y el análisis de transferencia.

¿Cuál es el objetivo de estudio?

Los procesos mentales inconscientes del individuo que generan malestar y que la persona manifiesta

¿Cómo se relaciona con el coaching?

La relación queda definida por el uso de herramientas: el coaching utilizará, principalmente, la asociación libre y el análisis de transferencia.
La primera herramienta se hace efectiva cuando el cliente habla directamente sobre las cuestiones que le preocupan.
Ante esta situación, el coachee mantendrá siempre una actitud de escucha activa, que le proporcionará una comprensión global de los conflictos que mantiene su cliente.
Posteriormente el coach hará uso de la actitud de espejo, que repercutirá de un modo positivo en la confianza que el coachee sienta en Coach, provocando además una actitud de reflexión sobre lo reflejado en el propio coachee.
Con respecto al análisis de la transferencia, es fundamental incidir en que el coaching se servirá de esta herramienta para hacer que se tome conciencia y se dé sentido a modos de relacionales y a comportamientos recurrentes en la vida social y profesional del cliente.
Otra herramienta psicoanalítica de la que se sirve el coaching es la nosografía freudiana.
Como apuntan Ángel y amar (2007: 52), la nosografía “puede ser una herramienta diagnóstica y permitir lecturas de los modos de funcionamiento psíquicos y de comportamiento de las personas, y ayudar mucho a la relación con el cliente.

Nosografía: consiste en establecer un esquema de funcionamientos y conflictos psíquicos del sujeto, que determinan su sociabilidad y los mecanismos de defensa que desarrolla.
Este esquema se compone de cuatro niveles organizativos: neurótico, psicótico, estado límite y perverso.

Otras influencias

Análisis transaccional

El análisis transaccional que propone Berne se puede definir como una teoría de la personalidad y un método de análisis de las relaciones sociales, influido fundamentalmente por el conductismo y el psicoanálisis.
Este método se basa en estudiar los cambios (o transacciones) que se relacionan con estados internos propios.
Como objetivo principal trata de favorecer una mayor autonomía del individuo, ofreciéndole ayuda para que pueda superar el peso de las influencias del pasado, cambiando modelos de acción poco satisfactorios y enseñándolo a reaccionar libremente en el presente.
El coaching está relacionado esencialmente con el análisis transaccional en el ámbito del desarrollo de la autonomía y de la comunicación y el estudio de la relación con el otro.

La personalidad del individuo se explica mediante tres estados del “yo”:
. El “yo pariente”, donde se encuentran los pensamientos, sentimientos y comportamientos aprendidos principalmente de sus parientes.
. El “yo adulto”, compuesto por el intercambio de información con otros individuos.
. El “yo niño”, en el que se contemplan las necesidades, sentimientos y emociones de la persona.

De esta explicación del individuo se sirve el coaching para dotar diferentes caminos de diagnóstico sobre el funcionamiento interno del coachee, lo que le permite trabajar integrando armoniosamente todos los componentes de su personalidad (cognitivos, emocionales y conductuales).
Entre las herramientas y conceptos relacionados destacan:

Los guiones de vida. Definen “planes de vida inconscientes heredados de decisiones tomadas en la infancia, que continúan dictando las conductas de la persona en detrimento, a veces, de su crecimiento y expansión” Ángel y Amar, 2000: 68-69.

. Enfrentándose a esta situación, el terapeuta pretende identificar las acciones que el paciente ha desarrollado a partir de los prejuicios existentes y proponerle otra lectura alternativa de la realidad.
. El coach también puede servirse de esta noción para analizar las conductas de su coachee y, del mismo modo hacerle vislumbrar esos prejuicios para posibilitar en su cliente el deseado aprendizaje.

La posición de vida: permite comprender la construcción identitaria de la persona y su manera de ser en la interacción con el otro.

La Gestalt

Fundamentada en las perspectivas existencialistas y fenomenológicas, desarrollada una visión holística de la persona donde se integran las dimensiones psíquicas, corporales, sociales y espirituales.
Esta teoría responde al intento de restablecimiento del modo de ser, haciéndolo más fluido y satisfactorio.
La Gestalt ofrece algunas pistas para el coaching, ya que esta perspectiva fenomenológica:

“Permite interpelar al coachee y cliente sobre lo que se vive en el aquí-y-ahora de la sesión”

rehabilitado el sentimiento emocional y corporal que componen las bases de la identidad del individuo en su entorno.

¿Quieres compartir este artículo?

Aquí te puedes apuntar al Blog de Karibel Karmona, para
recibir los artículos directamente en tu correo electrónico:

Sígueme en:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *